Reto: Dale nueva vida a una vieja silla II

martes, 24 de abril de 2012

¡¡Hola hola!!
Ya estoy aquí con las fotos de la butaca, ¿os acordáis?

Bueno, prosigo con la butaca totalmente lijada y bien suave.
El siguiente paso será hacer un entramado con cincha, que aunque es algo muy fácil de hacer, es tremendamente laborioso y hay que hacerlo entre dos personas, ya que alguien ha de estar tirando de la cincha mientras el otro está poseído por la grapadora.


Después, es recomendable colocar una tela dura muy, muy tesante, que aporte mayor rigidez a las cinchas. Normalmente se hace con tela de saco y similares, en mi caso, aproveché un retal que tenía por casa.


Una vez hecho este proceso tanto en el asiento como en el respaldo, llega la hora de colocar la espuma, me hice con una plancha con bastante espesor y con mucha firmeza, la recorté según el tamaño del asiento (con unos cm de margen), y corté las esquinas para adaptarla a la silla. A partir de ahí hay que grapar y después recortar los bordes.


En esta foto ya véis el respaldo con su espuma, grapada y recortados los bordes.


Se pueden seguir añadiendo capas de espuma, en concreto es recomendable poner otra capa de 2 cm y otra de 1 cm, pero aquí lo dejé estar porque esta es una silla decorativa cuya única función será la de servir de asiento para calzarse y descalzarse. Lo que sí añadí fue una capa de muletón fino para darle suavidad.


Una vez hecho esto, se puede empezar a tapizar. Escogí una tela con un estampado de amebas grandes y en colores muy vivos y alegres, que contrastan con la rigidez de la silla. Por otra parte, si tú te animas a hacerlo, deberás tener en cuenta el dibujo, que debe estar lo más centrado posible, de lo contrario, se notará mucho y el resultado no será bueno.


Con el respaldo toca lo mismo, centrar bien el dibujo y empezar poniendo un par de grapas en cada uno de los 4 lados de la tela, y posteriormente seguir grapando hacia las esquinas de cada lado. Éstas deberán ser las últimas en ser grapadas.


Debes intentar que las grapas vayan lo más alineadas posible, ya que luego habrá que  ocultarlas con un festón, pasamanería o remate (lo que más rabia te dé), y si te han salido muchas curvas, será más difícil hacer un buen trabajo ocultando las grapas.


Este es el resultado antes de proceder a colocar la pasamanería que he escogido.



Y aquí...os presento a la nueva inquilina de mi casa :)








¿Os gusta? Yo tengo que reconocer que no me tiene del todo convencida...es posible que algún día os sorprenda con "Cómo cambiar la pasamanería de una butaca", jajajaja.

¡Hasta el jueves!

4 comentarios:

  • mainsouris dijo...

    Pues a mi me has dejado encantada!!! Te ha quedado genial y la tela muy original y primaveral. Me gusta como se combina el aire clásico, con lo moderno. Apta para cualquier rinconcito, jaja.
    Bss

  • Ana Maria dijo...

    Pero bueno si te ha quedado preciosa¡¡¡¡¡ la tela es muy bonita, también hubiera quedado muy bonita decapada en blanco, pero vamos, que se ha quedado genial¡¡¡. Buen trabajo¡¡¡ Un beso.

Publicar un comentario

 

©Copyright 2011 la lari larita . . . | TNB